Sobre el Hotel

Cuando, en el año 2007, entramos por primera vez en Las Clementinas, sólo pudimos hacernos una vaga idea de lo increíble que era esta propiedad. Sin duda, su fachada era majestuosa. También llamaron nuestra atención sus jardines, con sus palmeras gemelas de 50 años y 80 pies de altura, y los restos de la vieja muralla de la ciudad. Conocíamos un poco su historia – cómo los jardines habían sido protegidos para “el embellecimiento de la ciudad” y luego se perdieron en una ejecución hipotecaria a mediados del siglo XX – pero fueron necesarios seis meses limpiando décadas de escombros para realmente darnos cuenta de que el edificio que la familia de la Sra. Clementina Herrera había construido en 1930 era una de las obras maestras del Casco Antiguo.

Tras tres años de trabajo, estamos orgullosos de anunciar la apertura al público de Las Clementinas Chambers, Café & Bar. Gracias a que su esqueleto estructural permaneció intacto, hemos podido mantener la misma distribución que el edificio de apartamentos de Doña Clementina, lo que significa que cada una de las habitaciones de Las Clementinas es en realidad un apartamento en sí mismo, con gran espacio, luz natural y vistas panorámicas. Gracias a la recuperación de los acabados tradicionales de la zona, hemos respetado la esencia clásica del edificio, pero apartamentos han sido completamente reconstruidos para integrar todas las comodidades modernas.

Hemos cuidado hasta el último detalle de las terminaciones y del mobiliario. Para ello, hemos recurrido a artesanos colombianos que reprodujeran los azulejos pintados a mano de Doña Clementina y hemos buscado piezas históricas por todo Panamá, desde herencias abandonadas por familias aristocráticas hasta escritorios de la antigua Embajada de Gran Bretaña. Y lo que no pudimos encontrar, lo construimos utilizando madera de pino de ochenta años proveniente de Florida, que recuperamos de los viejos cuarteles que el Ejército de los Estados Unidos dejó del lado caribeño del Canal.

Esperamos que Las Clementinas los cautive como nos cautivó a nosotros. Y si de algo estamos seguros es de que el servicio está a la par del que ya ha podido conocer en Canal House